CAGESRA

Tel/Fax: 0800-999-1900 info@cagesra.org.ar

Menu
CAGESRA

CÁMARA DE GARAJES, ESTACIONAMIENTOS Y ACTIVIDADES AFINES DE LA REPUBLICA ARGENTINA

Garajes más caros: estacionar en el centro cuesta hasta $ 130 por hora y los aumentos se dan cada seis meses.

Publicado por en la categoria Prensa y Difusión, Sin categoría el dia 19/02/2020


Las tarifas varían según la ubicación y los más costosos están entre Callao y el Bajo. En el área central, en promedio, cobran $ 104. En los últimos meses hubo subas de hasta 35%.

18/02/2020 – 7:00

Entre la política de desalentar el uso del automóvil y una inflación que no da tregua, estacionar en la Ciudad es cada vez más caro. El costo para dejar el auto en un garaje del micro o macrocentro porteño promedia los $ 104 pesos la hora y llega hasta los $ 130, mientras la estadía de doce horas tiene un valor de $ 342 en promedio. El valor de hace seis meses rondaba los $ 70 y $ 90 la hora y la estadía, entre $ 270 y $ 350. Estos datos surgen de un relevamiento que hizo Clarín en alrededor de 20 playas de estacionamiento ubicadas dentro del perímetro que va desde la avenida Pueyrredón hasta Leandro N. Alem y desde la avenida Córdoba hasta la calle Perón.

Los garajes ubicados entre las avenidas Callao y Pueyrredón tienen precios que van desde los $ 60 a los $ 80 la hora. Entre $ 96 y $ 130 es el costo de los estacionamientos que se encuentran desde Callao hacia el Bajo.

La diferencia de precios que existe entre dos garajes que se encuentran a menos de 10 cuadras de distancia es considerable. En Sarmiento al 1900 la hora vale $ 60 y en avenida Corrientes al 1700 sale $ 130. Desde la Cámara de Garajes, Estacionamiento y Actividades Afines de la República (CAGESRA) suelen explicar que lo que se cobra tiene que ver con la ubicación, capacidad, comodidad y la cantidad de clientes. También, con los gastos que el garaje debe realizar en servicios, el sueldo de los empleados y, cuando su responsable no es el propietario, el alquiler.

Por otro lado, el precio de la estadía de 12 horas en el micro y el macrocentro promedia los $ 320 y, al igual que la tarifa por una hora, varía dependiendo la zona. De Callao hacia Pueyrredón ronda los $ 250 y de Callao hacia Alem el valor se duplica. Mientras tanto, hay pocos estacionamientos que alquilen sus cocheras por mes, pero los que lo hacen, en esa zona, cobran desde $ 6.000 en adelante.

La causa de los aumentos de los garajes se debe fundamentalmente a la inflación. Es que esta impactó directamente en la suba de los servicios (principalmente la luz y el agua). Y en forma inevitable, esos incrementos se trasladan a las tarifas de los estacionamientos.

“Normalmente, se aumenta una vez al año de acuerdo a los porcentajes de inflación. Pero el último año hubo dos incrementos con seis meses de diferencia, el último en agosto. Fue más que nada por el aumento de los servicios, sobre todo de la electricidad, y por el de los gastos operativos”, indica Ricardo Mujica, quien está encargado del estacionamiento de avenida Corrientes 770.

Las subas que se dieron en los últimos meses (algunos mencionan agosto y otros octubre) fueron de entre un 15% y un 20%. Estos porcentajes se corresponden con la cifra inflacionaria de los últimos seis meses de 2019 que publicó la Dirección General de Estadística y Censos del gobierno porteño.

Sin embargo, en algunos lugares los aumentos escalaron hasta un 35%. Dentro de los gastos que tiene una playa de estacionamiento también se cuentan los salarios de los empleados que rondan los $ 37.000 y los $ 41.000 mensuales. Por eso, en algunas cocheras afirman que no pueden mantener a todo el personal.

“Acá la tarifa aumenta por la inflación dos veces al año. En octubre fue el último aumento, de $108 a $126”, dice Alejandro que trabaja en el estacionamiento de Av. Córdoba 1343. Y cuenta que eran seis empleados y ahora quedaron cuatro.

Los aumentos generaron también que el caudal de autos que ingresaban fuera disminuyendo. “En una playa antes entraba un número x de autos por día y ahora entra la mitad”, asegura Jonathan Miranda, quien trabaja en una cochera que está a 20 metros del Obelisco.

“Desde hace ya un par de años, cuando empezó a aumentar la nafta, que viene menos gente. Cada vez hay menos estacionamientos en la Ciudad, con lo cual en realidad es menos la cantidad de autos que viene. Y a los que vienen nos lo estamos repartiendo entre los que quedamos”, dice Fernando, que trabaja en un garaje en Ayacucho 352 y afirma que tener un estacionamiento no es más “un negocio”. “Está siempre la amenaza de que venga una constructora y mañana empiecen a construir”, finaliza.

Por lo pronto, la mayoría coincide en que durante marzo las tarifas volverán a subir entre un 10% y un 15%.

La peatonalización de Corrientes

Los garajes ubicados sobre Corrientes, entre Callao y Pellegrini, tienen una situación particular, porque los carriles de la izquierda de la avenida se vuelven peatonales de 19 a 2. Y según los dueños de las cocheras, esto los perjudica, porque les espantó a muchos clientes.

“Desde que Corrientes es peatonal se fueron entre 25 y 30 clientes. De hecho, los vecinos que guardaban el auto acá dejaron de hacerlo por miedo a las multas. Se fueron todos”, afirma Carlos Coto, empleado del estacionamiento “Emilio” que se encuentra en Corrientes al 1700.

“Convertir a Corrientes en peatonal hizo que baje la cantidad de autos que llegan, porque está todo mal señalizado y los conductores no saben si se puede circular o no. La gente directamente dice ‘no voy porque tengo miedo de que me hagan la multa’. Antes de pagar la multa alta, prefieren dejar el auto en otro lado”, agrega Diego Mercado de 30 años, empleado de otra cochera de la avenida de los teatros al 1736.

​Agustín Cassano